Home » Cuente sus Granos » Relación Deuda – Ingreso: Encontrando el equilibrio financiero

Calcule su relación deuda-ingreso.

Es importante lograr un equilibrio entre sus deudas y los ingresos que usted gana. Si tiene demasiadas deudas, es probable que su salud financiera esté sufriendo porque su ingreso no puede soportar todos sus pagos mensuales. Lo contrario ocurre cuando tiene más ingreso que deudas y puede cubrir sus deudas sin problema alguno.

Pero, ¿cómo averigua si su deuda es demasiado alta o baja en relación con sus ingresos? Al determinar su relación deuda a ingreso (DTI).

Antes de continuar vamos a probar sus habilidades en esta materia.

Relación deuda-ingreso

Prueba de conocimientos de KOFE

Ponga a prueba sus conocimientos antes de empezar para averiguar cuánta ayuda realmente necesita. ¿Puede ojear está sección o quiere más tiempo para revisar el tema?

¿Cuál es la fórmula para calcular la relación deuda a ingresos DTI?

A) El Total de su Ingresos Mensuales menos el Total de su Deuda Mensual

B) (Número de llamadas de cobro + cargos por sobregiro ) / 100

C) (Total de Deuda Mensual/ Total de Ingreso Mensual) x 100

D) Deudas / Activos x 100

C) (Total de Deuda Mensual/ Total de Ingreso Mensual) x 100

¿Cuál es la máxima cantidad de deuda a ingresos que usted debe tener, sin incluir su hipoteca?

A) No más del 5%

B) No más del 20%

C) No más del 25%

D) Siempre y cuando tenga más ingresos que deuda, usted está súper bien.

B) No más del 20%

¿Qué es la relación deuda a ingreso?

Una relación deuda -ingreso es una fórmula financiera que compara pagos de la deuda de una persona al total de su ingreso mensual. Si la deuda-ingreso es alta, es decir más del 20%, esto significa problemas financieros. Al contrario si es baja esto significa el equilibrio financiero y la estabilidad.

La conclusión es, si usted no puede encontrar un equilibrio saludable entre su deuda y sus ingresos, tendrá muchos problemas financieros en su vida. Y las consecuencias varían, como descubrirá más adelante en esta sección.

¿Cómo calcular su relación deuda–ingreso?

Esto puede sonar un poco confuso, pero es muy simple. Sólo tiene que seguir estas instrucciones:

  1. Use su presupuesto para encontrar la suma total de sus ingresos mensuales, incluyendo ingresos de trabajo, propinas y comisiones, pensiones matrimoniales o de manutención de hijos que usted recibe, los ingresos por alquiler, beneficios del gobierno, etcétera. Si su cónyuge trabaja o recibe ingresos de otras fuentes, incluya estos también.
  2. A continuación, utilice su presupuesto de nuevo y totalice sus pagos mensuales de deudas. Los cálculos deben ser basados en los pagos mínimos de cada deuda, pero si va a pagar más que el mínimo, revise su estado de cuenta para ver el pago mínimo actual. Los pagos de su hipoteca no deben ser incluidos. El resultado será su deuda total mensual.
  3. Divida su deuda total mensual por el total de su ingreso mensual. El resultado es un porcentaje, el cuál es su relación deuda- ingresos.

Prueba de conocimientos de KOFE (Nuevo)

¿A los prestamistas realmente les importa si usted tiene una relación deuda- ingreso alta o baja?

A) No, ellos sólo quieren prestar dinero y recuperarlo con interés

B) Sí, porque quieren dar préstamos a personas que pueden manejar sus deudas

C) No, a ellos sólo les interesa tener tantos clientes como sea posible para cumplir con su cuota mensual

D) Sí, ellos se preocupan porque son personas cariñosas

B) Sí, porque quieren dar préstamos a personas que pueden manejar sus deudas

¿Qué se puede hacer si su relación deuda-ingreso es alta?

A) Sólo cambiarla a un porcentaje más bajo y nadie sabrá

B) Añada más deuda a las finanzas del hogar

C) Reduzca su deuda tanto como sea posible

D) Tome una reducción salarial

C) Reduzca su deuda tanto como sea posible

¿Es su relación deuda-ingresos buena o mala?

Si su relación deuda-ingreso es menos de 20%, entonces usted está en buena forma financiera. Si es más alta esto significa que tiene demasiada deuda. Esto es un indicador estándar, no hay variaciones.

Utilice la hoja de    para calcular su DTI.

A las instituciones de crédito como los bancos y las compañías de tarjetas de crédito no les parece muy favorable una relación deuda- ingreso alta. Si tiene la suerte de ser aprobado para un préstamo o línea de crédito, es probable que no califique para los términos favorables que ofrecen a las personas con un porcentaje bajo. Tendrá que pagar tasas de interés mucho más altas y esto significa más deuda.

Las ventajas de tener una relación deuda-ingreso baja

  • Llama la atención de nuevos acreedores y prestamistas cuando usted solicita un nuevo préstamo o línea de crédito
  • Señala la estabilidad financiera, y con esto tiene la certeza de que sus finanzas son saludables
  • Permite que usted tenga ahorros porque todo su dinero no está destinado a pagar sus deudas

Las desventajas de una relación deuda-ingreso alta

  • Se destina poco o nada para el ahorro en su presupuesto
  • Aumenta la angustia financiera y personal en su vida
  • No calificará para préstamos y tarjetas de crédito, o si usted califica, le cobrarán tasas elevadas
Baja relación Deuda-Ingreso

Cómo reducir su relación deuda-ingreso

Si su porcentaje está por encima de 20%, es imprescindible mejorarla tan pronto como sea posible. Básicamente, tiene dos opciones, (o puede hacer dos cosas):

  1. Disminuya la sobrecarga de deuda. Salde deudas de tarjetas de crédito y otras deudas, como préstamos de auto. Sea proactivo, haga sacrificios si es necesario - como reducir sus gastos en otras áreas de su presupuesto para que pueda destinar ese dinero a sus pagos mensuales.
  2. Aumente su nivel de ingresos. Puede conseguir un trabajo extra, o trabajos independientes, además puede pedir horas extras en su trabajo. También puede vender en Ebay las cosas que usted ya no utiliza en casa. Sea creativo.

La deuda -ingreso que incluye los costos de vivienda

Hay otro tipo de relación deuda-ingreso. Esta incluye pagos de hipoteca (o alquiler, si usted no tiene una casa). El costo de vivienda es por lo general es el gasto más grande en un presupuesto, y este gasto mensual puede duplicar el monto de su deuda cuando está añadido al cálculo de la relación deuda-ingreso.

Este es el número que los prestamistas hipotecarios usan para decidir si usted califica para una hipoteca sobre una casa nueva. Tomarán en cuenta su deuda-ingreso regular y luego agregarán los pagos de la casa que desea comprar a esta cifra. Mientras que su deuda-ingreso (incluyendo los gastos de vivienda) sea menor del 41%, entonces usted calificará para la hipoteca.

El primer paso es asegurar que su deuda-ingreso regular sea menor del 20%.

Costos de vivienda